Sidebar

26
Lun, Jul

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Rosario aprobó un documento sobre el Retorno Progresivo a las Actividades Académicas Presenciales en el Marco de la Pandemia COVID-19.

En el documento se expresa la necesidad de retomar las actividades presenciales, en el marco de estrictas políticas de cuidado, e incrementándolas de manera progresiva en el conjunto de las unidades académicas de la UNR y de las escuelas medias dependientes de ella, en el segundo cuatrimestre 2021.

También detalla que en el actual contexto, se deberán priorizar tres ámbitos y/o actividades para el retorno a la presencialidad: las escuelas pre-universitarias, garantizando el máximo de presencialidad posible; las actividades previstas para los ingresos 2020 y 2021; y el cursado de las asignaturas y de los espacios formativos de práctica que requieren procesos de enseñanza y aprendizaje de carácter presencial.

De acuerdo a lo establecido en el documento, cada unidad académica tendrá la potestad de trazar el plan estratégico que establezca la modalidad de cada una de las actividades, atendiendo la diversidad de situaciones presentes en el interior de cada Facultad e, incluso, de cada carrera.

El texto completo del Documento aprobado por el Consejo Superior de la UNR, en su sesión del 8 de julio, se puede descargar AQUI

La especialista brasilera en Didáctica de la Enseñanza resaltó la importancia de que los docentes de los distintos niveles estén preparados, también, para adaptarse a los cambios generacionales y cuenten con las herramientas para que sus clases respondan a las nuevas demandas de los estudiantes. 
“Todos los años cuando recibo un grupo de alumnos que se que van a estar 5 años en la universidad para después salir al mundo del trabajo, me propongo como desafío pensar ¿qué mundo les espera de aquí a cinco años? ¿Cómo va a ser esa nueva generación de profesionales?” indicó Beatriz convencida de que año tras año son diferentes los objetivos que debe plantearse. “Tenemos el desafío de formar profesionales de otra generación” destacó.
La especialista en educación valoró la importancia de contar siempre con diferentes opciones metodológicas que permitan explorar distintas técnicas según el grupo con el que se esté trabajando. “A veces percibo con tristeza que muchos profesores dicen ‘yo enseño, si ellos aprenden es otro problema’ y no es así, es mi responsabilidad como docente que los estudiantes comprendan. Entonces nuestro gran desafío es estar alerta para encontrar la forma de que nuestros alumnos de hoy se interesen por lo que se está explicando”.
Entre las herramientas que utiliza en el aula es el trabajo con películas en las que se aborden temas de interés para ser tratados desde diversas disciplinas. Así por ejemplo, con uno de sus grupos de estudiantes de secundaria tomaron una escena del “Código Da Vinci” en la que aparece un código en formato de una secuencia de Fibonacci. “Tomando esa secuencia también trabajamos con su profesor de biología, conversamos con el profesor de historia, la profesora de física. El abordaje fue integral”, relató la especialista en educación.
 
“A mí me enseñaron cierta información de una manera puntual pero nos tenemos que dar cuenta que somos de otra época. A veces las personas no perciben la importancia del cambio generacional y hay que comprender que la enseñanza es un proceso dinámico que se retroalimenta” concluyó Beatriz.