Sidebar

04
Sáb, Dic

El Consejo Directivo de la FCEIA aprobó la Resolución N° 717/2021 en la cual se establece que para el desarrollo de actividades presenciales con estudiantes, las mismas deben ser notificadas con una anticipación no menor a 15 (quince) días corridos.

En su artículo 1, la Resolución solicita a los equipos docentes que ante la planificación de actividades presenciales que requieran la asistencia de las y los estudiantes como condición para acceder a la aprobación, la misma sea notificada con una anticipación no menor a 15 (quince) días corridos.

Además establece en su artículo 2 que, ante la planificación de una actividad presencial, aquellos estudiantes que residan (sea de forma transitoria o permanente) a 200 km o más de la ciudad che Rosario, manifiesten imposibilidades de traslado, pertenezcan a alguno de los grupos de riesgo y/o que convivan con alguna persona que pertenece a alguno de los grupos de riesgo, podrán justificar su inasistencia presentando la debida documentación respaldatoria según el caso.

En la Resolución se recomienda a los equipos docentes que en la medida de lo posible planifiquen instancias en modalidad virtual alternativas para aquellos/as estudiantes incluidos/as en el artículo 2º de la presente resolución.

La Resolución tendrá vigencia mientras dure el dictado del semestre en curso, excluyéndose la disposición para las mesas de exámenes.

Se puede acceder a la Resolución N° 717/2021 ingresando AQUI

La especialista brasilera en Didáctica de la Enseñanza resaltó la importancia de que los docentes de los distintos niveles estén preparados, también, para adaptarse a los cambios generacionales y cuenten con las herramientas para que sus clases respondan a las nuevas demandas de los estudiantes. 
“Todos los años cuando recibo un grupo de alumnos que se que van a estar 5 años en la universidad para después salir al mundo del trabajo, me propongo como desafío pensar ¿qué mundo les espera de aquí a cinco años? ¿Cómo va a ser esa nueva generación de profesionales?” indicó Beatriz convencida de que año tras año son diferentes los objetivos que debe plantearse. “Tenemos el desafío de formar profesionales de otra generación” destacó.
La especialista en educación valoró la importancia de contar siempre con diferentes opciones metodológicas que permitan explorar distintas técnicas según el grupo con el que se esté trabajando. “A veces percibo con tristeza que muchos profesores dicen ‘yo enseño, si ellos aprenden es otro problema’ y no es así, es mi responsabilidad como docente que los estudiantes comprendan. Entonces nuestro gran desafío es estar alerta para encontrar la forma de que nuestros alumnos de hoy se interesen por lo que se está explicando”.
Entre las herramientas que utiliza en el aula es el trabajo con películas en las que se aborden temas de interés para ser tratados desde diversas disciplinas. Así por ejemplo, con uno de sus grupos de estudiantes de secundaria tomaron una escena del “Código Da Vinci” en la que aparece un código en formato de una secuencia de Fibonacci. “Tomando esa secuencia también trabajamos con su profesor de biología, conversamos con el profesor de historia, la profesora de física. El abordaje fue integral”, relató la especialista en educación.
 
“A mí me enseñaron cierta información de una manera puntual pero nos tenemos que dar cuenta que somos de otra época. A veces las personas no perciben la importancia del cambio generacional y hay que comprender que la enseñanza es un proceso dinámico que se retroalimenta” concluyó Beatriz.