Sidebar

20
Lun, Sep

Desde hace 10 años la FCEIA participa del programa Franco-Argentino de Cooperación para la Formación de Ingenieros, ARFITEC, que tiene entre sus objetivos generar vínculos de cooperación durables entre las instituciones de enseñanza superior argentinas y francesas responsables de la formación de ingenieros.

En este marco, Francisco Sola, estudiante del último año de ingeniería Electrónica fue seleccionado en 2017, junto con otros 12 alumnos de la facultad, para realizar un intercambio académico durante seis meses en una Universidad de Francia. Francisco se encuentra desde febrero estudiando en IMT Atlantique en el campus de la ciudad de Brest. Dicha Universidad forma parte del institut Mines-Telecom que se dedica a la enseñanza superior e investigación para la innovación en los ámbitos de ingeniería y tecnología digital al servicio de la industria.

Sobre lo académico mencionó que el nivel es similar y que las clases y los contenidos se desarrollan de forma semejante que en la FCEIA pero destacó que allí “no existen los parciales sino que hay trabajos prácticos que representan un porcentaje muy bajo de la nota, y al final del semestre se toma un examen globalizador”. Asimismo mencionó que tampoco existen las clases de consultas, “si bien los profesores están siempre dispuestos a evacuar las dudas y nos permiten realizar consultas por correo, no hay un momento de la semana dedicado a tal fin”.

A la semana siguiente de su llegada el estudiante de electrónica comenzó a cursar dos materias que había elegido antes de viajar a la par de la realización de un proyecto semestral. Dos meses después empezó dos nuevas materias electivas reduciendo la carga horaria de las primeras. A estas actividades se le sumó un curso de francés obligatorio para extranjeros.

Global Village

“Todavía recuerdo las ansias, las expectativas y los nervios del primer día de clases. Junto a un compañero de la FCEIA llegamos primeros al aula y nos llamó la atención lo equipada que estaba: proyectores, cámaras, pantallas LED, pizarrones inteligentes, computadora en el escritorio del docente, sillas acolchadas, etc”, resaltó.

En cuanto al idioma, explicó que para él nunca fue un impedimento ya que había estudiado francés antes de viajar pero que además en la Universidad por haber una gran cantidad de alumnos extranjeros, “todo el mundo está dispuesto y acostumbrado a repetirte hasta que entiendas o hasta hablarte en inglés si fuera necesario”.
Como reflexión final Francisco mencionó: “la experiencia ARFITEC es sin duda algo que no voy a olvidar jamás, personalmente considero que he crecido y madurado como persona y como futuro profesional. Es por esto que voy a estar por siempre agradecido a la UNR y en especial a la FCEIA por haberme dado la oportunidad de realizar este intercambio”.

Además alentó a los estudiantes que desean obtener una beca similar a que se esfuercen para conseguirla, “con dedicación los sueños se cumplen y la experiencia ARFITEC es algo por lo que vale la pena luchar” concluyó. Cabe destacar que dese su implementación, en el año 2007, el programa posibilitó que alrededor de 70 alumnos de la FCEIA cursen un semestre de intercambio en una Universidad de Francia.