15
Vie, Ene

Los graduados de la FCEIA, que en mayo de este año desarrollaron el Dispositivo Argentino de Remoción de Patógenos en Áreas de Salud (DARPAS) que permite eliminar el COVID-19 mediante luz ultravioleta, realizaron ahora un nuevo equipo fijo de sanitización del aire que se instala en espacios cerrados y cumple con el mismo objetivo pero con la principal diferencia de permitir la presencia de personas en el lugar.

Se trata de un dispositivo fijo electrónico que se coloca sobre una pared y se utiliza para desinfectar ambientes cerrados mediante la extracción del aire y el paso del mismo por luces germicidas ultravioleta tipo C. Esta radiación destruye las cadenas ADN/ARN de los patógenos en un 99% (virus, hongos y bacterias) evitando que se propaguen por el ambiente.

"La radicación que producen los tubos ultravioletas no puede escapar del equipo, no puede atravesar ni el metal ni el plástico por lo que es completamente seguro para funcionar con presencia de personas" indicaron los ingenieros. Esta es la principal diferencia con DARPAS, en donde los tubos están expuestos y por eso trae incorporado sensores de proximidad para que al detectar la presencia de una persona se apague.

El nuevo equipo desarrollado tiene en la parte inferior un forzador que succiona el aire de la habitación, luego el aire pasa por los dos tubos germicidas que emiten luz ultravioleta tipo C y finalmente se libera por arriba donde hay otro ventilador libre de patógenos. El dispositivo cuenta también con un temporizador automático programable para realizar sucesivos ciclos de desinfección así como también un modo continuo.