12
Mié, May

En esta fecha, la Escuela de Agrimensura de la FCEIA comparte un texto escrito por el colega cordobés Agrim. Ing. Geodesta José María Ciampagna, publicado en su blog “El profe José”, que sintetiza el espíritu y el sentir de esta entrañable, antigua y renovada profesión. 

“A las y los Agrimensoras/es, especialmente a quienes egresaron de nuestra querida casa de estudios va dedicado este texto. ¡Muy Feliz Día y que se renueven todos sus deseos y expectativas por un futuro personal, profesional y colectivo mucho mejor!”

ESCUELA DE AGRIMENSURA de la FCEIA

 

”La Agrimensura es una vieja profesión con gente de espíritu joven, soñadores de un mundo mejor, que empujan, que tienen garra y que quieren rescatar su profesión del olvido.

Gente campechana, simple, común, que tiene una actividad que más que una profesión es un sacerdocio que les cambia la vida.

Una profesión de servicios, periférica, poco conocida, no tradicional antes las gigantes (derecho, medicina, ingeniería, economía, arquitectura), con fuerte mezcla de teoría y práctica, inacabable si a uno le gusta aprender. Sin un producto material más allá de un plano que concreta la ilusión de ser propietario de una tierra o vivienda.

Los agrimensores llevan la civilización a la barbarie. De rostros fraguados por el sol y las inclemencias del tiempo, son amantes de la naturaleza y a su vez de la cultura, el arte y la tecnología. Acostumbrados a poner mojones, ser los primeros en llegar y los últimos en salir de recónditos lugares.

Constructores de mapas, cartas y planos para mostrar la geografía en que vivimos. Hacedores de nuevos mundos cuando replanteamos proyectos.
Casi grises, acostumbrados a dialogar con la riqueza –a veces soberbia – y la pobreza – a veces marginal y en otros casos ejemplar y generosa –

Habituados a discernir entre las ventajas y desventajas, preparados precautoriamente para soñar y escapar a la falta de recursos.”**

 

                             agrim ph 2agrim ph 4 1dav

agrim

 

**Fuentehttps://elprofejose.com/2021/04/05/los-agrimensores-somos-gente-comun/