Sidebar

17
Dom, Oct

El pasado 2 de agosto se desarrolló el Conversatorio Ciencia y Técnica contra el hambre UNR en donde el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación Roberto Salvarezza se reunió con autoridades provinciales, de la Universidad Nacional de Rosario y referentes de los cinco proyectos de la UNR que fueron seleccionados en la Convocatoria Nacional “Ciencia y Tecnología contra el Hambre”

Cabe destacar que entre los proyectos que serán financiados se encuentra “Conquistando derechos: Innovaciones tecnológicas y de gestión barrial para el acceso universal al agua y saneamiento” dirigido por Virginia Pacini, Directora del Centro de Ingeniería Sanitaria (CIS) de la FCEIA. Esto pposibilitará continuar avanzando en la generación de conocimientos y soluciones al problema del acceso al servicio de agua en los barrios vulnerables de Rosario y el Gran Rosario.

De la actividad, que tuvo lugar en el edificio Innova de la Ciudad Universitaria, participó el Rector de la UNR Franco Bartolacci quien destacó: “Si de algo sirvió este tiempo tan excepcional que estamos viviendo a nivel mundial es para volver a poner en valor a las Universidades y al sistema científico y tecnológico y ratificar nuestro compromiso. Soy de los que cree que la Universidad tiene que hacer un esfuerzo adicional, no sólo ser un espacio que forma profesionales de excelencia sino también una herramienta de transformación que le pueda cambiar la vida a la gente”.

37d71 x Innova.JPG

Por su parte el Ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación Roberto Salvarezza destacó la importancia de los proyectos seleccionados que serán financiados y mencionó que “están destinados a una emergencia, como el COVID es una emergencia también lo es lo que vino, que es mayor pobreza y mayor dificultad para acceder a una alimentación digna”. Además valoró que la ciencia y la tecnología tienen que ser un instrumento para la creación de una sociedad más justa e inclusiva.

El programa “Ciencia y Tecnología contra el hambre” busca promover la incorporación de las capacidades del sistema científico y tecnológico al fortalecimiento de políticas públicas enmarcadas en el Plan Nacional “Argentina contra el Hambre”, que tiene por objetivo revertir problemáticas como la malnutrición infantil, la emergencia alimentaria y la vulnerabilidad socio ambiental, la pobreza, el acceso y la calidad de agua.

El proyecto dirigido por Pacini, que contará con un financiamiento de $17.309.588, propone el diseño y desarrollo de un modelo de gestión barrial de servicios públicos de agua y saneamiento para aplicarlo en zonas no urbanizadas donde en un corto plazo no van a llegar los servicios formales ya que son espacios que están fuera del área de concesión de la administración de los mismos, y donde además no se pueden aplicar las tecnologías tradicionales, por la propia configuración de las viviendas y asentamientos.

“Imagínense tener la preocupación de ir con una carretilla y tres tachos de 20 litros reforzados a buscar agua todos los días a 5, 10 o más cuadras para poder bañarse, higienizar un producto o lavar la ropa. En nuestro país hay 4.500.000 de personas en esa situación y en nuestra ciudad son alrededor de 200.000” destacó la directora del CIS. Cabe mencionar que también estuvo presente Albertina González Responsable del Laboratorio de Tecnología de Aguas del CIS e integrante del proyecto, quien brindó detalles sobre el mismo.

Participaron de la actividad la presidenta del Conicet, Ana Franchi, el subsecretario de coordinación institucional del Ministerio de Ciencia Pablo Nuñez, la secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de la Producción de Santa Fe Marina Baima, la responsable del Área de Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo de la UNR, Elena Gasparri, la coordinadora del Área, Julia Cricco, el secretario del Área Extensión y Territorio Santiago De Arma y los directores de los proyectos ganadores, Natalia Gottig, Gustavo Rodriguez, Virginia Pacini y Patricia Risso.

Para conocer más sobre el proyecto de la FCEIA ingresar AQUÍ

 

Fotos: UNR