Sidebar

17
Dom, Oct

Se trata de “Actualización de Ensayos No Destructivos en Laboratorios de Tecnología de aceros y materiales Especiales del IMAE” y “Mejora y actualización del equipamiento del Laboratorio de Electrónica de la FCEIA-UNR” que fueron aprobados por el Programa de Donaciones de la Fundación Hermanos Agustín y Enrique Rocca.

Ambos trabajos fueron presentados y aprobados en el marco del Programa de Donaciones de la Fundación Hermanos Agustín y Enrique Rocca, que se lanza todos los años para colaborar en la mejora y financiamiento de equipamiento de universidades. 

Mejoras para ensayos en el Instituto de Mecánica Aplicada y Estructuras (IMAE)

La idea del proyecto “Actualización de Ensayos No Destructivos en Laboratorios de Tecnología de aceros y materiales Especiales del IMAE”, cuya responsable es la Ing. Mg. Gabriela Figallo, surge para dar respuesta a la necesidad de contar con equipamiento para ensayos no destructivos (END) en el IMAE, con el fin de detectar discontinuidades superficiales e internas en materiales, soldaduras, componentes y partes fabricadas. Gabriela Figallo es integrante del Laboratorio de Tecnología del Acero y Materiales Especiales del IMAE y docente de la cátedra Tecnología de los Materiales de la carrera de Ingeniería Industrial.

Son destinatarios directos de las mejoras que aportará la concreción de este proyecto los alumnos de las carreras de Ingeniería Industrial e Ingeniería Mecánica, de manera que su formación se verá favorecida, debido a que uno de los objetivos del proyecto es que el egresado sea un profesional que tenga conocimientos tanto teóricos como prácticos, es decir, que los pueda aplicar. Para esto último, el alumno realiza prácticas en los laboratorios de la facultad, uno de los cuales se encuentra en el IMAE. Allí los estudiantes participan de ensayos tecnológicos en donde aplican contenidos que dan en las clases teóricas. En esto radica la importancia del proyecto, ya que poder incorporar los equipamientos beneficiará el desarrollo de las clases prácticas.

FCEIA 68

Los métodos de END permiten el control total de una producción y pueden otorgar información de todo el volumen de una pieza, con lo cual contribuyen a mantener un nivel de calidad uniforme, con la consiguiente conservación y aseguramiento de la calidad funcional de los sistemas a lo largo del servicio. Por otra parte, proporcionan beneficios económicos directos, por la disminución de los costos de fabricación, es decir, al eliminar en las primeras etapas de fabricación los productos que serían rechazados en la inspección final y además el aumento de la productividad, por reducirse el porcentaje de productos rechazados en dicha inspección final. También otorgan beneficios indirectos, como por ejemplo la contribución a la mejora de los diseños, demostrando la necesidad de realizar un cambio de diseño de molde en zonas criticas de piezas fundidas y también contribuyendo al control de procesos de fabricación.

Mejoras para el Laboratorio de Electrónica

El Ing. Renzo Mare, Director de la Escuela de Ingeniería Electrónica, está a cargo del proyecto “Mejora y actualización del equipamiento del Laboratorio de Electrónica de la FCEIA-UNR”. El objetivo del mismo es mejorar, ampliar y actualizar el instrumental del Laboratorio de Electrónica para poder realizar e intensificar las prácticas de laboratorio en forma adecuada y segura.

La propuesta seleccionada contempla la compra de equipamiento que permitirá contar con 5 sets de instrumentos para asignaturas de grado y 3 sets para la realización de proyecto de fin de carrera, todos ellos portables con posibilidades de programación y supervisión de las y los docentes a distancia, en forma segura para las personas y los instrumentos. También se propone la compra de algunos equipos para trabajo en laboratorio.

Nota fundacion roca2

Este proyecto tuvo su surgimiento a partir del impacto de la pandemia en la educación superior. La FCEIA se pudo adaptar de manera eficaz a las nuevas condiciones y pasar a la virtualidad de modo inmediato. La enorme tarea realizada, que demandó mucho trabajo, ha dejado sin embargo algunos puntos a resolver en el futuro pospandemia y uno estos puntos lo constituyen las tareas de laboratorio.

Para poder cumplir con las instancias experimentales es necesario pensar en grupos reducidos presenciales y en grupos que realicen algunas de las  prácticas  a distancia con supervisión continua de las y los docentes. Esta propuesta de trabajo requiere de instrumental que sea programable a distancia y también la posibilidad de contar con un banco de instrumentos portátil que permita el trabajo de estudiantes desde sus hogares.  De esta manera, contando con dicho equipamiento, se contribuirá a  garantizar la mayor cantidad y calidad de experiencias de laboratorio.

A partir de haber sido seleccionado, los fondos permitirán afrontar la compra de bancos de trabajo portátiles que serán de gran utilidad para aquellas tareas que requieran ensayos en equipos (placas especiales desarrolladas por las cátedras y circuitos con controladores embebidos, equipos desarrollados por los estudiantes de proyecto final) que serán fácilmente transportables.

 

 

Las imágenes utilizadas son de archivo.