Sidebar

04
Sáb, Dic

El 25 de Noviembre conmemoramos el DIA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACION DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER.

Las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, “ Las Mariposas “, fueron fervientes opositoras a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana y por ese motivo encarceladas , violadas y torturadas .Finalmente el 25 de Noviembre de 1960 aparecen sus cuerpos sin vida en un automóvil arrojado a un precipicio, simulando un accidente .

En su honor, en el año 1981 en Bogotá, Colombia, en el I Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe se declara el 25 de Noviembre como el Día Internacional de la lucha en favor de la No Violencia contra la mujer . Posteriormente, en 1999 una Resolución de Naciones Unidas declara esa fecha como el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer “.

Las violencias que se desatan sobre las mujeres sólo por el hecho de serlo son múltiples, violencias por cuestiones de género, pero también por etnia, clase, orientación sexual, discapacidad, religión o creencias, idioma, opinión política, casta, edad, nacionalidad.

El concepto de Interseccionalidad nos permite entender la complejidad social y las desigualdades resultantes, ya que cuando se da la intersección o imbricación de los distintos sistemas de opresión es mas difícil el goce y ejercicio de nuestros derechos.

No todas las mujeres vivimos en las mismas condiciones y es importante analizar las diferentes opresiones que nos colocan en situación de mayor vulnerabilidad.

En nuestro país, por ejemplo, ser una mujer de pueblos originarios, implica que además de pertenecer a comunidades discriminadas, generalmente en contexto de desigualdad, exclusión y pobreza, también están sometidas a prácticas y violencias específicas, o sea a una doble discriminación. La invisibilización de las mujeres privadas de su libertad, no ha permitido poner en relieve que, por si a alguien le quedaban dudas, no es lo mismo ser mujer y estar presa que ser varón y estarlo. .

Hablamos de una realidad dolorosa y los datos nos muestran la necesidad de actuar. Cada año compartimos las cifras de femicidios, desde enero a octubre del año en curso ha habido, según el Registro Nacional de Femicidios de Mumalá , 189 femicidios, 160 femicidios directos, 6 trans/travesticidios , 5 femicidios vinculados de niña/mujer, 18 femicidios vinculados a niños/varones y 258 intentos de femicidios. Una muerte violenta cada 25 horas.

Los femicidios nos demuestran que algo está fallando, entre otras causas por un deficiente sistema judicial. Cuando ocurre un femicidio, frecuentemente se contaba con denuncias previas y no se le ha dado al caso el tratamiento necesario. De allí la importancia de considerar las categorías antes mencionadas sobre todo para lograr un efectivo acceso a la justicia.

Como cada año, volvemos a afirmar que los estados deben destinar los recursos necesarios para combatir las violencias que padecemos las mujeres, lesbianas, identidades feminizadas y disidencias que no cesan.

 

Ps. Adriana Gerbaudo
Comisión de Género FCEIA