Sidebar

20
Lun, Sep

Dada la situación epidemiológica actual, y ante la suspensión del dictado de clases presenciales, las Secretarías Académica y de Desarrollo Institucional (FCEIA) generaron recomendaciones PARA DOCENTES con el propósito de contar con dispositivos pedagógicos que permitan avanzar en el desarrollo de las asignaturas con  modalidades no presenciales.

 

Existen cátedras que vienen utilizando plataformas virtuales desde hace mucho tiempo, y se encuentran en mejores condiciones ante el cese de actividades presenciales.

Las recomendaciones aquí compartidas, son especialmente para aquellas cátedras que no cuentan con el ejercicio habitual de apoyar el desarrollo de las actividades curriculares con aulas virtuales. En dichos casos, se recomienda con sumo énfasis:

1- Disponer de las direcciones de correo electrónico, y eventualmente teléfonos, de las/os estudiantes.

2- En caso de no contar con un espacio en ninguna plataforma virtual, solicitar un aula virtual en campusv.fceia.unr.edu.ar ingresando AQUÍ 

También pueden emplearse otros sitios, como Comunidades UNR o páginas propias de los Departamentos Áreas/Laboratorios/Escuelas.

3- Subir los materiales de trabajo en la plataforma virtual que cada cátedra disponga.

Poner a disposición de las/os alumnas/os en el espacio virtual los materiales de estudio digitalizados (apuntes, libros electrónicos, artículos, videos) así como guías prácticas (organizadas de acuerdo a las unidades temáticas, semana a semana).

4- Explicitar el trabajo que se espera que las/os estudiantes desarrollen mediante actividades semanales, acorde a la planificación de la actividad curricular.

5- Indicar cómo se irá haciendo el seguimiento del desempeño estudiantil mediante la plataforma (pautándose, por ejemplo, entregas de informes, resoluciones escaneadas, participación en foros, autoevaluaciones, producciones en video sobre algún tema, audios con argumentaciones, etc.).

Si bien son múltiples las herramientas que se pueden emplear en ocasiones como éstas, se solicita que en los próximos días, se priorice disponer de un canal de comunicación con las y los alumnas/os de cada comisión.

Es fundamental procurar que todos/as los/as alumnos/as efectivicen su inscripción en el aula virtual y comunicarles a la brevedad los pasos que se seguirán en el desarrollo de la asignatura ante la posible situación de cesar las actividades presenciales.

 

 

 

 

Para ella, es necesario trabajar contenidos conceptuales, procedimentales, actitudinales,  contenidos ligados a la ciencia de la educación, la historia y filosofía de la ciencia, para mostrar a las y los  estudiantes que la ciencia es viva. “Tenemos la impresión de que la física y la matemática no cambian, pero es sólo una ilusión. En la física, por ejemplo, trabajamos constantemente con nuevas tecnologías, incursionamos nuevos estudios, la ciencia evoluciona todo el tiempo”, destacó Beatriz Salemme. De acuerdo a su experiencia, se necesita una enseñanza diferente, no una enseñanza tradicional.
La especialista brasilera en Didáctica de la Enseñanza resaltó la importancia de que los docentes de los distintos niveles estén preparados, también, para adaptarse a los cambios generacionales y cuenten con las herramientas para que sus clases respondan a las nuevas demandas de los estudiantes. 
“Todos los años cuando recibo un grupo de alumnos que se que van a estar 5 años en la universidad para después salir al mundo del trabajo, me propongo como desafío pensar ¿qué mundo les espera de aquí a cinco años? ¿Cómo va a ser esa nueva generación de profesionales?” indicó Beatriz convencida de que año tras año son diferentes los objetivos que debe plantearse. “Tenemos el desafío de formar profesionales de otra generación” destacó.
La especialista en educación valoró la importancia de contar siempre con diferentes opciones metodológicas que permitan explorar distintas técnicas según el grupo con el que se esté trabajando. “A veces percibo con tristeza que muchos profesores dicen ‘yo enseño, si ellos aprenden es otro problema’ y no es así, es mi responsabilidad como docente que los estudiantes comprendan. Entonces nuestro gran desafío es estar alerta para encontrar la forma de que nuestros alumnos de hoy se interesen por lo que se está explicando”.
Entre las herramientas que utiliza en el aula es el trabajo con películas en las que se aborden temas de interés para ser tratados desde diversas disciplinas. Así por ejemplo, con uno de sus grupos de estudiantes de secundaria tomaron una escena del “Código Da Vinci” en la que aparece un código en formato de una secuencia de Fibonacci. “Tomando esa secuencia también trabajamos con su profesor de biología, conversamos con el profesor de historia, la profesora de física. El abordaje fue integral”, relató la especialista en educación.
 
“A mí me enseñaron cierta información de una manera puntual pero nos tenemos que dar cuenta que somos de otra época. A veces las personas no perciben la importancia del cambio generacional y hay que comprender que la enseñanza es un proceso dinámico que se retroalimenta” concluyó Beatriz.