Sidebar

04
Lun, Mar

Matías Raimundez y Francesco Mozzatti salieron en cuarto lugar en la Competencia Interuniversitaria de Matemática Argentina (CIMA) 2023, organizada por la Unión Matemática Argentina, que se desarrolló el 17 de agosto y la FCEIA fue la Sede de la ciudad de Rosario.

Matías Raimundez y Francesco Mozzatti son estudiantes de segundo año de la carrera Licenciatura en Ciencias de la Computación de la FCEIA y se conocieron en el Instituto Politécnico, en sus estudios secundarios. “Participábamos en Olimpíadas de Matemáticas y nos conocimos ahí, no íbamos al mismo curso” cuenta Matías y Francesco agrega “las Olimpíadas de Matemáticas se desarrollan en varias instancias durante cada año y eso implica muchos encuentros, viajes, a Buenos Aires, Córdoba y ahí nos hicimos amigos”.

La competencia de CIMA consistió en que grupos de dos personas resuelvan seis problemas matemáticos y para eso tenían como máximo cinco horas. Esta es la segunda vez que los estudiantes participan de CIMA, el año pasado ya habían asistido y en base a su desempeño habían quedado en quinto lugar. En este 2023 la competencia se desarrolló en todo el país, contó con 24 sedes y dentro de la provincia de Santa Fe, la ciudad de Rosario eligió a la FCEIA.

Los estudiantes durante este año también asistieron al Torneo Argentino de Programación y próximamente participarán del Certamen Regional de la CIPC (Competición Internacional Universitaria de Programación, del inglés International Collegiate Programming Contes), que se realizará en tres semanas, para el cual están practicando y estudiando mucho e incorporaron al equipo a otro alumno de LCC.

Ambos señalaron que su interés está en la matemática, en la computación y en la programación. “En la computación podemos llevar la matemática a la práctica” indica Matías y Francesco agrega que en la informática hay muchos componentes de la matemática y se pueden establecer diversas relaciones entre ambas, por eso se puede competir en programación y en matemática a la vez.

Como equipo, Matías y Francesco siguen participando en otras competencias. “En programación los certámenes son más competitivos, lo que te obliga a estar siempre preparándote, hay mucha más gente compitiendo, por ejemplo, este año en el TAP hubo muchísimos equipos y  Rosario fue la sede más numerosa en cuanto a equipos participantes” indica Francesco.